¿Soy mediocre o cobarde por soltar?
Dejar una relación, un trabajo o una oportunidad que no termina de convencernos para muchos es sinónimo de mediocridad. Hemos estado tan acostumbrados a aprovechar al máximo cada cosa que se nos presenta, que decir “no” se convierte en algo no muy bien aceptado.

Dejar una relación, un trabajo o una oportunidad que no termina de convencernos para muchos es sinónimo de mediocridad. Hemos estado tan acostumbrados a aprovechar al máximo cada cosa que se nos presenta, que decir “no” se convierte en algo no muy bien aceptado. A propósito del nuevo año, de la nueva mochila que nos llega, aprovechemos para quitarle las piedras que no necesitamos. Sin culpas, sin remordimientos, siendo responsables solo nosotros de lo que hacemos. Sin pedir permisos, sin ir pensando en las susceptibilidades de un tercero porque en realidad no debería preocuparnos. 

Hagamos el ejercicio de reflexionar sobre cuánto necesitamos en nuestras vidas y cuánto realmente está sobrando. Hagamos el ejercicio de identificar a las personas que realmente merecen un sitio en nuestros días y quienes no. Dejemos de arrastrar lo que no funciona para enfocarnos en lo que sí es importante. Si hay poco tiempo y ya lo sabemos, ¿acaso no resultará más estratégico aprovecharlo con lo que nos suma? ¡Lo que realmente suma! 

Sin pesar aléjate de esa amistad que desde hace mucho no es más que un recordatorio de cumpleaños por Facebook. 

La intuición a veces puede ser ensordecedora y ningún viacrucis por terapia logra remediarlo. Si tu relación o matrimonio ya no te hacen sentir en casa. ¿Para qué más? 

No hay mayor insatisfacción que pasar tu vida respondiendo a un trabajo que no te llena. Todos tenemos responsabilidades, enfócate en construir el puente para dar el salto. 

Los hábitos o actitudes que no te dirigen a ningún sitio. No todo es justificable bajo la frase de adolescente “yo soy así, no voy a cambiar”. Date la oportunidad, cambiar muchas veces es crecer. 

Suelta todo eso que tú sabes que hace tiempo ya no suma. Los issues “hereditarios” que de herencia no tienen nada, la relación fallida, el lugar que te hace infeliz. Quita de la mochila todo eso que obstruye tu felicidad, solamente serás mediocre cuando empieces a vivir como dicta la corriente. 

 

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Encuentra sus cuentos y otros artículos en www.paulalanata.com

Editado por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Encuentra sus cuentos y otros artículos en www.paulalanata.com