La moda slow es un tipo de moda más lenta que promueve el consumo responsable. Muchas veces se confunde la moda slow como algo excesivamente costoso o fuera del alcance de la mayoría. La realidad es otra, la moda slow puede ser una de las mejores aliadas de tu economía personal.

Recomendaciones de expertas para no acabar con el planeta pero tampoco con tus ahorros.

La moda slow es un tipo de moda más lenta que promueve el consumo responsable. Muchas veces se confunde la moda slow como algo excesivamente costoso o fuera del alcance de la mayoría. La realidad es otra, la moda slow puede ser una de las mejores aliadas de tu economía personal e incluso puede ayudarte a no correr detrás de cada tendencia mientras paulatinamente vas regalando tu sueldo. Conversamos con 3 expertas en moda sostenible que nos comparten sus recomendaciones. 

Javiera Amengual - Directora de Franca Magazine  @francamagazine

Creo que es fundamental diferenciar entre las tendencias de temporada vs. estilo. El primero lo dictan las grandes marcas, son fugaces y propuestas desde afuera, además de tremendamente homogéneas pues podemos encontrar las mismas prendas en las calles de Chile, Ecuador, Estados Unidos o China. El estilo personal nos permite ir desarrollando nuestro propio lenguaje estético, conectar con qué funciona para nosotras, nos hace sentir bien, y sobre todo habla sobre nuestra propia visión del mundo. Desarrollar un estilo propio tiene mucha relación con conectarnos con nosotras mismas y conocernos un poco más a nivel físico y psicológico, es decir, conocer nuestro cuerpo, ser conscientes de nuestro contexto y de qué queremos comunicar. 

¿Cómo tener un clóset inteligente donde no exista el “no tengo qué ponerme”?

En primer lugar es fundamental saber qué hay realmente dentro de nuestro clóset, ya que sólo así podremos combinar efectivamente nuestra ropa y comprar de manera más inteligente. Por eso mantener un clóset ordenado y con las prendas a la vista (o lo más posible) es clave. Asimismo, saber cuáles son los colores, estampados o el estilo que predomina para que las nuevas prendas que compres sean combinables. 

¿Qué debo buscar en una prenda?

Creo que el consejo base sería buscar calidad por sobre cantidad y que tengan el potencial de acompañarnos mucho más allá de la actual temporada. ¿Cuántas veces nos hemos comprado una prenda elegante que no tenemos oportunidad de usar pero que era "taaaan linda"? Ser sinceras con este aspecto nos ahorrará muchísimas compras innecesarias, y obviamente dinero.  

Si he sido siempre compradora compulsiva, ¿cómo controlarme?

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Digo esto porque todas hemos caído alguna vez en una compra compulsiva, así que podemos dejar las culpas fuera y aprender de nuestros errores pasados. Para mí la pausa es clave para tomar buenas decisiones de compra. En un mundo acelerado, donde aparecen nuevas colecciones cada 2 semanas y prácticamente todo está a un clic de distancia, respirar hondo y tomar una pausa es un gran desafío que nos puede llevar a evitar compras innecesarias o acceder a otras que realmente amaremos. Reflexiona y pregúntate si realmente lo necesitas, si te imaginas usándolo semanalmente. Ahí tienes las respuestas.  

Valentina Suárez - Directora de Universo MOLA @universomola 

Dejar de seguir las tendencias es tan simple como querer ser uno mismo, aceptarnos y darnos cuenta de qué tendencias son las que me representan más y qué estilo es realmente el mío. Lo más importante es querer y sentirnos cómodos con las prendas que tenemos, de esa forma las luciremos realmente y usaremos lo que vale la pena.  

¿Cómo tener un clóset inteligente donde no exista el “no tengo qué ponerme”? 

El primer paso es conocernos. Saber qué es lo que queremos decir, qué y quiénes somos. Tener una base de artículos básicos sobre los cuales podemos construir los looks es esencial. Y luego, apuntar a tener algunas piezas clave o protagonistas que nos van a ayudar a darle ese toque original a nuestras prendas.

De nuevo, si estamos enamorados de cada una de las prendas que tenemos, vamos a lograr un armario inteligente en donde la paleta de color coordina, los estilos son versátiles y afines con nuestros intereses y en donde todo se torna necesario o usado sin medida. Sobre todo, nunca más volverás a decir que no tienes ropa y cuidarás de tu bolsillo. 

¿Qué debo buscar en una prenda?

Normalmente las prendas de temporada o tendencia tienen una vida muy corta ya que las personas una vez pasa el auge de las mismas, ya no las quieren usar por miedo a desencajar en la sociedad. Es por eso que es importante tener varias prendas atemporales, cuyo uso puede darse por muchos años. Si quieres ser todavía más consciente, pregunta cómo, quién y dónde se hizo tu prenda. Asegúrate de la transparencia del producto si quieres saber cuál será el impacto medioambiental.

Si he sido siempre compradora compulsiva, ¿cómo controlarme? 

Lo mejor es entender por qué debo controlarme. El conocimiento genera los cambios de consciencia. Saber el impacto de nuestras decisiones de compra es esencial para llevar a cabo una vida más sostenible. Nuestro dinero es un voto. Donde lo gastas, quien lo recibe, realmente está recibiendo una especie de recompensa. Así que es muy importante que seamos conscientes de nuestros impactos y nuestros votos/dinero.

Estefanía Cardona - Directora de Lifestyle KIKI @lifestylekiki 

El sistema de la moda se ha construido a lo largo de la historia con objetivos netamente comerciales; es decir para que compremos más sin cuestionar mucho. Lo han hecho a través de películas, influencers en redes sociales, revistas, pasarelas, semanas de la moda, entre otros. Tener una estética propia es una invitación a conocernos y reconocernos como personas. No se trata de moda o tendencias, se trata de comprometerse con un estilo de vida más consciente de lo que consumimos no solo como prendas sino como comunicación. Además, la moda slow nos permite ser conscientes sobre el uso que le damos a nuestro dinero. Muchas personas creen que la moda slow es costosísima cuando en realidad puede generarle beneficios a tu bolsillo. 

¿Cómo tener un clóset inteligente donde no exista el “no tengo qué ponerme”?

Una de las problemáticas más graves a escala mundial en la industria de la moda es la sobreproducción y el sobreconsumo; se producen alrededor de 100 billones de prendas y somos siete billones de personas en el mundo. El tener más prendas de lo que realmente necesitamos crea confusión al momento de seleccionar. Tener un clóset inteligente implica saber seleccionar prendas en función a los usos que requerimos, su versatilidad e incluso su significado emocional. Si llenamos nuestros closets con cada nueva tendencia (teniendo en cuenta que cada vez pierden vigencia más rápido) es muy probable que te sientas fuera de moda constantemente.

¿Qué debo buscar en una prenda?

Debemos reconocer que adquirir algo es un compromiso y una responsabilidad. El hecho de que la moda rápida haya generado precios extremadamente bajos ha generado una cultura de consumo desechable y eso es lo que debemos cambiar de fondo al momento de realizar compras. 

Si he sido siempre compradora compulsiva, ¿cómo controlarme?

¿Cuántas veces hemos escuchado en series de televisión, revistas y conversaciones de amigas que comprar es una “terapia”? El primer paso es reconocer cuál es la relación que tengo con la moda actualmente. Por qué siento que debo verme de determinada manera, por qué creo que debo comprar; esa es una de las bellezas de la moda sustentable. Nos invita a frenar y autoconocernos. La motivación debe ser propia, honesta y real. La moda sustentable no es una tendencia, es una responsabilidad y económicamente es más viable.

 

Editado por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Encuentra sus cuentos y otros artículos en www.paulalanata.com

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Encuentra sus cuentos y otros artículos en www.paulalanata.com