¿Cuándo es momento de dar el salto al ecommerce?
Un negocio electrónico siempre supone una inversión arriesgada, sobre todo cuando debes jugar con los números en cada cierre de mes y no tienes muy claras tus ganancias. A continuación, te compartimos algunas recomendaciones para que des el salto al ecommerce al menos con paracaídas.

Y cómo darlo con paracaídas al menos 

Un negocio electrónico siempre supone una inversión arriesgada, sobre todo cuando debes jugar con los números en cada cierre de mes y no tienes muy claras tus ganancias. Sin embargo, tener presencia digital y facilitar el pago a tus consumidores se vuelve un must, ¡todavía más cuando vivimos con medidas de bioseguridad! A continuación, te compartimos algunas recomendaciones para que des el salto al ecommerce al menos con paracaídas. 

Ecommerce supone una inversión, ¿cómo estar segura de que es el momento adecuado? 

Invertir en un comercio electrónico siempre supone un riesgo. Puedes minimizarlo teniendo claros tus números, sabiendo cuál es tu ganancia a fin de mes, teniendo un aproximado de en cuánto tiempo vas a recuperar tu inversión y una idea de cuánto vas a generar a través de este canal. 

Lo que te hubiera gustado que alguien te diga antes de abrir un ecommerce 

No tomarlo como novelería o creer que estás obligado a tenerlo. Hay negocios que funcionan mejor a través de otros canales. 

El mayor error de vender por internet 

El mayor error es creer que es la solución a todos tus problemas financieros. En realidad vender por internet no deja de demandar un trabajo arduo para posicionar tu producto o servicio. 

¿Qué le debo pedir al programador y al diseñador? 

Pide que te faciliten varios caminos (propuestas, opciones o caminos creativos) y antes de tomar una decisión asegúrate de haber dado espacio a oxigenarte. Es decir, si estás segura de qué camino quieres seguir, déjalo un par de días y vuelve a revisar la propuesta. Si tu conexión sigue estando exactamente igual es porque se trata del camino creativo que más te conviene. 

¿Cómo escoger a los profesionales adecuados? 

 Si existiera la fórmula mágica para esto seguramente el mundo sería un lugar más fácil. Aparte de revisar su portafolio o pedir recomendaciones, asegúrate de que entiendan de experiencia de usuario. ¡Plus! Que entiendan la esencia de tu negocio y puedan plasmarla adecuadamente. 

¿Aprendo a manejar mi ecommerce o lo dejo en manos de un tercero? 

Depende de qué tan seguido actualizas tu información. Puedes dejarlo en manos de un tercero, pero tu seguimiento y participación es indispensable. Al final, nadie entiende mejor la marca que tú. 

3 sí al momento de dar el salto 

Preocúpate por un buen contenido. Todo arranca con tu presentación. 

Invierte en un banco de fotos propio, siempre conecta más que algo de shutterstock. 

Plantea una estrategia clara sobre tu nuevo canal de ventas. 

3 no/nunca jamás 

Si vas a tener tu página desactualizada mejor ciérrala. ¡Peor si cuentas con un blog! 

No incluyas hipervínculos que te puedan llevar a otras páginas. No distraigas a tu visitante. 

No descuides la experiencia de tu usuario. Tu página también habla por ti.  

 

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Encuentra sus cuentos y otros artículos en www.paulalanata.com

Editado por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Encuentra sus cuentos y otros artículos en www.paulalanata.com