Adriana Cajiao tiene una empresa de diseño que se llama Human donde es la directora creativa, aunque bueno en realidad según sus palabras es ‘todo’.

Entrevista con Adriana Cajiao
Adriana Cajiao tiene una empresa de diseño que se llama Human donde es la directora creativa, aunque bueno en realidad según sus palabras es ‘todo’. Es responsable de la planeación, de los diseños, de las cotizaciones y de las reuniones con los clientes. Para ella el camino ha sido trabajo arduo y mucho esfuerzo, y sobre todo la oportunidad de aprender un poco de todo. Estar en constante aprendizaje es lo que la mantiene activa y la enamora todavía más de su trabajo. Conversamos con Adriana acerca de creatividad, emprendimiento y de cómo emprender en tiempos de crisis.

Algunas personas dicen que no son creativas, ¿cómo podemos explotar nuestra creatividad?
¡Todos somos creativos! Realmente la creatividad no solo está asociada a las artes, diseño o música. La creatividad se vive diariamente cuando piensas en cómo solucionar un problema, qué ingrediente usar al cocinar, qué ponerte o cuando buscas rediseñar tu casa. La creatividad se puede aplicar a todos los campos lo que pasa es que hay que despertarla, ejercitarla y vivirla. La creatividad no es inventar algo nuevo, la creatividad tiene que ver con generar nuevas conexiones, asociaciones o soluciones partiendo de lo que ya existe. ¿Cómo hacerlo diferente? ¡Ese es el challenge! Como dijo Albert Einstein ‘creativity is intelligence having fun’. Les recomiendo ver The Creative Brain en Netflix para que se puedan inspirar o encontrar nuevas herramientas para estimular la mente que es algo increíble.

¿Qué fue lo más difícil de dar el salto a empezar tu propia empresa?
Para mí lo más difícil creo que fue la incertidumbre financiera. Cuando eres empleado tienes la “tranquilidad” de que vas a recibir tu sueldo, prima, bonos, vacaciones, pase lo que pase. Eso te permite proyectar tus ingresos o generar ahorros. Al independizarte tienes que buscar cómo lograr obtener ese ingreso mes a mes para que cubra las necesidades básicas con las que quieres vivir. Los primeros meses son duros pero son los mejores, todo es planeación y tienes mucho tiempo para dedicarle a tu propio sueño. La organización en la parte administrativa, tributaria y contable al principio fue también difícil. Mi mente no es matemática, así que eso me costó mucho trabajo! Hoy afortunadamente cuento con un equipo administrativo que me ayuda en todo esto.

¿Qué mensaje le darías a quienes quieren emprender ahora?
¿Estás realmente seguro/a? Si la respuesta es sí, ¿por qué lo quieres hacer? Emprender puede ser lo mejor o lo peor de tu vida. Es una montaña rusa, es aprendizaje constante, es PERSEVERAR. Debes no rendirte, remar, remar mucho y nunca parar. Es lo más satisfactorio que puedes hacer, pues todo depende de ti, de tu trabajo y dedicación. No lo hagas por moda o porque creas que es lo más fácil. Tal vez emprender no es para todos. Si eres de los que no le gusta tomar riesgos o que la estabilidad es lo más importante,
piénsalo de nuevo.

¿Cuál es tu clave para mantener a flote tu negocio?
Son muchas cosas. Hay que trabajar con mucha pasión y calidad. Tener una excelente relación con los clientes, escucharlos, saberlos interpretar, también saber poner límites, ser cumplidos con las entregas, ser organizada a nivel administrativo y contable, saber decir no. Rodearse de buenas personas talentosas que quieren trabajar en equipo, exigir y dar respeto. Alejarse de personas tóxicas con las cuales no fluye el trabajo. Y sobre todo no olvides no regalar tu trabajo.

¿Alguna frase que te identifique?
Las cosas pasan siempre por algo y para algo.

 

Este artículo fue realizado en alianza con Pineapple Women
Conoce más en www.pineapplewomen.com | IG @pineapple.women