Más allá de los perfiles en redes sociales, la presencia digital paulatinamente va ganando relevancia para los consumidores.

Más allá de los perfiles en redes sociales, la presencia digital paulatinamente va ganando relevancia para los consumidores. Incluso en la actualidad, un número significativo de emprendedores o empresas usan canales digitales para comercializar sus productos o servicios. Dar el paso a una página web suele estar lleno de incertidumbres y sobre todo del problema costos. Te compartimos una guía en caso de que estés pensando seriamente sobre tener presencia digital más profesional. ¿Te animas a hacer tú mismo la página web ideal? 

  1. Planifica tus ideas y ordénalas sobre papel. ¿Qué necesitas? ¿Un blog, una página informativa o una plataforma de ecommerce? 
  2. Escoge la plataforma con la que desarrollarás tu página:
    www.wix.com
    www.sitebuilder.com
    www.wordpress.com 
  3. Define el propósito de tu página y el tono de tu contenido. No marees a las personas que visitan tu página con exceso de información. 
  4. Mantén un diseño limpio y sencillo que te permita dejar espacios entre las imágenes o elementos. Todo es más fácil con plantillas que adaptas a las necesidades de tu página. 
  5. No olvides que tu sitio web debe verse perfecto también en celulares. 
  6. Si estás buscando una página web por un tema comercial, no esperes que la web solucione tus problemas financieros. No siempre el ecommerce o una mejor exhibición digital te llevarán al éxito monetario seguro. 
  7. Si está dentro de tu alcance, destina un presupuesto a la promoción de tu página. 

Si vas a usar botones, preocúpate para que estos realmente sean un ‘call to action’ y no estén de adorno. Nuevamente, no recargues tu página y escoge bien lo que buscas compartir.

Dejar un comentario