nohayjuventud
Un día se te ocurre la fantástica idea de buscar alguna crema para hidratar la piel, pastillas colágeno hidrolizado o algún serum que te ayude con las líneas de expresión.

A continuación, algo que muy probablemente te ha pasado. Un día se te ocurre la fantástica idea de buscar alguna crema para hidratar la piel, pastillas colágeno hidrolizado o algún serum que te ayude con las líneas de expresión. Lees, revisas, comparas productos, te saltas el marketing falso, reflexionas y dejas el tema para después. Y justo en ese momento, que creías ya no necesitar absolutamente nada, vuelves a tus redes sociales y la publicidad de esos productos te persigue. Y si tienes suerte te encuentras con un anuncio que te ofrece pro-mo-cio-nes.

¿Por qué vivimos aterradas pensando en la primera cana? ¿Por qué vemos a Jennifer Aniston en bikini y surgen las comparaciones? ¿Por qué nos chequeamos de vez en cuando para ver que todo ‘siga’ en su sitio? Porque aunque nos cueste admitirlo, seguimos creyendo que parte de nuestro valor está estrictamente relacionado por nuestra apariencia física. Porque en lugar de envejecer y vernos ‘sabias’ o ‘maduras’, nos vamos a ver ‘aburridas’ e ‘insípidas’.

El último ácido hialurónico que deberías comprar, aunque no se vende, se llama ‘confianza en ti misma’. Preocúpate por tu salud y por verte como quieras pero no vivas aferrada a cánones de belleza inalcanzables. No hay dieta mágica, no hay serum milagroso, no hay juventud que dure para siempre. ¿Quieres verte guapa? Trabaja en tu paz interior, amor propio o crecimiento profesional. Lograrás irradiar eso que tanto quieres y sin agujas.

FP

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Puedes encontrar mis trabajos en www.paulalanata.com

FP

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Puedes encontrar mis trabajos en www.paulalanata.com

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos