Portada
Conoce cómo un chat entre vehículos podrá prevenir accidentes.

Quizá te imagines algo caricaturesco como Cars, donde dos vehículos chatean sobre el tránsito, pero las nuevas tecnologías que permiten la comunicación entre vehículos, son algo verdaderamente deslumbrador y esperanzador en materia vial.

EL AUTO COMO INSTRUMENTO DE COMUNICACIÓN

Fotos0

Una red necesita nodos, y en este caso, dos autos serían los que funcionen como receptores de la información que esta envíe. Funcionaría como una señal o frecuencia (piensa, por ejemplo, en el wifi), que los vehículos reconocerían y utilizarían para intercambio de datos como su posición, velocidad, estado de frenos, volante. Esto permitiría que los vehículos se anticipen a posibles situaciones de peligro que los humanos no podrían prever, reconociendo el entorno vial en tiempo real.

UN INTERCAMBIO NECESARIO

Actualmente, las frecuencias que algunos autos inteligentes manejan, permiten lecturas y reconocimiento de obstáculos cercanos, pero en una distancia máxima de dos o tres carros. En cambio, las redes inalámbricas que se espera desarrollar en –aproximadamente- cinco años, proyectan un mayor impacto en la seguridad de conducción.

CÓMO FUNCIONA

Fotos1

La tecnología ha recibido el nombre de V2V o C2C (vehículo a vehículo o car to car) y consiste en utilizar una porción del espectro radioeléctrico para que los vehículos compartan su información entre sí. Su futuro, es la implementación masiva en autos, de manera que la mayoría tenga este tipo de conectividad y que pudiera integrarse en las consolas ara, por ejemplo, frenar automáticamente en caso de accidente.

LOS PRIMEROS AUTOS

Fotos2

Se están realizando pruebas en Japón y en Europa. General Motors es la compañía que ha anunciado implementarla en 2017 en su próximo modelo de Cadillac, por lo que la comunicación no será posible con muchos vehículos por el momento. Se espera que en no más de diez años, se pueda acceder con facilidad.

OTRAS VENTAJAS

Estamos ante un sistema que, en caso de no poder prevenir todos los accidentes, puede minimizar el riesgo de los que sí ocurran. Al obtener datos del vehículo u obstáculo a impactar, el auto podría disminuir velocidad, adoptar una dirección o posición que le permita sobrevivir al conductor. Además ofrecer rutas alternas para una mejor circulación.

¿Estamos cerca de que reemplacen a los vigilantes? Aún no, ya que el control total del tránsito, radica también en las acciones del conductor. Sin embargo, ya se están desarrollando autos inteligentes que no necesitan a nadie al volante. La automatización parece ser el futuro.

Dejar un comentario