Portada2
¿Estás mandando las señales correctas cuando no hablas?

Nuestro cuerpo habla por nosotros. Incluso cuando estamos en silencio, cuando no hacemos contacto visual. Cómo nos sentamos, cómo miramos a los demás, nuestra postura… Todo comunica. Todo el tiempo. Así que te damos algunos tips a seguir ya sea para la primera reunión con tus suegros, una entrevista de trabajo, una reunión laboral.

Titulos0

Charles Garfield, autor del libro Peak Performance, entrenó al equipo olímpico ruso de levantamiento de pesas. Notó que cuando los atletas realizaban un movimiento hasta la extenuación, hacían una mueca de dolor por el esfuerzo.

En un experimento, alentó a los atletas a sonreír cuando llegaran a ese punto. Esta diferencia aparentemente menor les permitió añadir 2-3 repeticiones más a su rendimiento.

Moraleja: No importa la tarea, cuando haces una mueca o frunces, tu cerebro envía un mensaje negativo. Si sonríes, el mensaje es positivo y todo fluirá más rápido.

Titulos1

Tu mirada dice much de ti. Si evades el contacto visual, parecerá alguien inseguro. Si miras demasiado, en cambio, parecerás “intenso”. Un truco para el balance: si te pones muy nervioso mirando a alguien a los ojos, concéntrate en el espacio en medio de sus ojos, así no te intimidarás y el otro sentirá confianza; pues esto se siente igual como si mantuvieras tu mirada fija en esa persona.

Titulos2

Carol Kinsey Goman ha investigado la importancia del lenguaje corporal en el lugar de trabajo por muchos años. Uno de sus mejores tips es poner atención a tus pies.

Cuando te acercas a dos personas debes prestar atención a sus pies. Si los pies de tus compañeros se quedan en su lugar y tuercen sólo el torso superior en tu dirección, no quieren unirse a tu conversación. Pero si sus pies se abren para incluirte, sabes que estás invitado/a a participar.

Así mismo, debes cuidar lo que tus pies dicen de ti y tu apertura al diálogo con los demás.

Titulos3

Cuando conoces a alguien por primera vez, imagina que son amigos de toda la vida. Según varios estudios, esto provocará varias reacciones corporales, desde la amabilidad de tu mirada hasta la posición de tus pies.

 Cuando actúas como si te cayera bien alguien, se convierte en realidad.

Dejar un comentario