antes-de-partir-compressor
Antes de inscribirte en un programa de estudios en el extranjero, hay algunas cosas importantes para tener en cuenta y tomar la mejor decisión.

Antes de inscribirte en un programa de estudios en el extranjero, hay algunas cosas importantes para tener en cuenta y tomar la mejor decisión. Te contamos sobre varios aspectos:

Financiación.

Senescyt ofrece varias alternativas para estudios en el extranjero. Existen dos programas principales: la convocatoria abierta que es dos veces al año y el programa de universidades de excelencia. También es buena opción averiguar las becas que dan directamente las universidades o programas internacionales como Erasmus, Fundación Carolina, etc.

Al escoger master/carrera.

Revisa que el título sea oficial y válido en tu país, busca en foros opiniones sobre la universidad, ya que es importante saber la experiencia de personas que han estudiado ahí y no sólo guiarte por cómo te la venden. Infórmate del número de personas por clase, la estructura del programa, rankings, etc. Recuerda que no porque esté en una capital mundial significa que la universidad es necesariamente buena.

Compartir siempre es más barato.

Los departamentos con más cuartos suelen resultar más económicos, también puedes dividir los gastos fijos como internet o utensilios de limpieza, así que este es buen momento para buscar roomates. Si no logras encontrar a nadie, existen webs en las que puedes alquilar cuartos como aluni.net para España o spareroom.co.uk para Reino Unido.

Reglas claras.

Grandes amistades han sido dolorosamente destruidas por la convivencia, por lo que es mejor dejar las normas de la casa claras desde el principio: horarios de limpieza, política de fiestas, etc. Crear una cuenta común para gastos generales es una opción bastante práctica y evita problemas.

Supermercado.

En otros países el mercado del low-cost está muy desarrollado y puedes encontrar productos “genéricos” o de imitación de excelente calidad y precio en casi todas las gamas (incluso de Nutlella). Las marcas conocidas quedan para la burguesía, lo nuestro es la marca blanca.

Calcular compras.

Hacer compras para una sola persona es difícil de calcular. Evita el desperdicio (y el mal rato) de tener productos caducados en tu refri yendo al súper una vez por semana o haz compras compartidas de ciertos productos con tus roomates.

Zonas.

Como regla general, mientras más lejos y menos conectado esté el lugar donde vivas, su precio irá disminuyendo, pero es probable que gastes más en transporte y pierdas mucho tiempo bajo las axilas de extraños en el metro.  Viéndolo por el lado positivo, al estar más lejos puede que encuentres pisos mucho más espaciosos y bonitos a un buen precio. Nunca está de más darse una vuelta solo por el barrio en la noche antes de firmar.

Cambia el chip.

Muchas veces al estar en el extranjero la patria nos llama y tendemos a juntarnos únicamente con compatriotas y sin darnos cuenta vivimos en una burbuja ecuatoriana dentro de otro país. Aprovecha la riqueza cultural  del lugar donde estás, conoce a gente diferente a ti. Además de ganar una amistad, ahorrarás un montón el hoteles cuando viajes (ya tenemos donde llegar en Seychelles).

Escrito por:
Fabiola Trujillo   y  Roberto Andrade
@fabiolatc        @rxandrade

Dejar un comentario