PORTADA (12)
Ya estamos lo suficientemente expuestos a través de distintos medios.

Ya estamos lo suficientemente expuestos a través de distintos medios. Generamos tanta información diariamente y la despreciamos de una manera insólita. Nuestros celulares, el GPS, las redes sociales, la tarjeta de puntos del supermercado, las cámaras de seguridad, la tarjeta de crédito, etc. Estamos expuestos a diestra y siniestra con o sin Internet. Pese a toda la información que ya regalamos y que nos ubica en una situación de vulnerabilidad que no imaginamos; se nos ocurre dar a conocer todavía más nuestra vida a través de redes sociales.

Existe una falsa necesidad vital de contar el plato que cenamos, el lugar donde estamos, el destino de las vacaciones, la persona que nos acompaña, etc. Aunque Instagram nos haga sentir personajes públicos, la realidad es que no pasamos de simples mortales. Por otra parte, quienes nos siguen no son realmente ‘seguidores’ sino personas que nos estiman o quieren.

Deja el spam, no me obligues a silenciarte. Con todo lo que ya te expones, preocúpate un poquito más de lo que compartes. Con todo lo que ya te expones, no necesito las preguntas de Instagram para conocerte más. Con todo lo que ya te expones, no necesito saber cada uno de tus movimientos.

Existe un perfil digital que cualquier persona promedio tiene, es evidente. Pero existe una vida real también. Una vida real más allá del filtro, del comentario y del like. La cuenta de Instagram y las relaciones interpersonales cara a cara no son mutuamente excluyentes. Sube la foto de tu brunch pero también preocúpate por mirar a los ojos a esa persona que está contigo.

¿Estamos reduciendo nuestra vida real a una foto? Esperemos que no.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos