AWAKE-PORTADA
Estos tips te vas a sentir mucho más seguro cuando salgas a enfrentarte a la “selva de concreto” (perdonen el lugar común pero pegaba).

A veces, caminar como sabido no basta cuando estás en un barrio que no conoces. Estos tips te vas a sentir mucho más seguro cuando salgas a enfrentarte a  la “selva de concreto” (perdonen el lugar común pero pegaba).

Para que no te secuestre el taxista

Toma una foto de su identificación y número de placa, envíasela a alguien de confianza. Si no se te ocurre a quién,  no te preocupes, eso significa que no tienes a nadie que pague por tu rescate y no serás un objetivo, ellos saben esas cosas.

Para que no te estafen en la bahía

Antes de seguir al tipo que te dice “sí tengo de su talla” hasta el local más recóndito de la zona, recuerda que allí “grande” realmente significa “extra pequeño”. Si algo vale más de diez dólares ofrece cinco menos y si vale menos de cinco ofrece un dólar menos, sino pretende que no estás interesado y ya te vas a ir.

Que no te cobren de más en el bar

Para que el mesero no se aproveche de tu severo estado de ebriedad y te cobre de más, guarda en tu bolsillo las tapas de las cervezas que te vas tomando, si hay estafa se las puedes lanzar en la cara al mesero y si no, te las puedes llevar a casa y hacerte un collar de la victoria.

Que no se te adelante un sabido en la fila de carros

Ya sea para entrar a un mall en Navidad o regresando de la playa un domingo a las cinco de la tarde, siempre hay un sabido que busca la forma de adelantarse en la fila de vehículos (usualmente es una F150 con complejo de Spark). La única forma de ganar esta guerra personal es ir “besando” la retaguarda del carro delante de ti. Un par de insultos suaves del tipo “cachudo” puede ayudarte a intimidarlo.

Saber hablar “calle”

Si no quieres  que el cuidacarros te entregue un papelito de “$3 para no rayarte el carro”, no saludes como la voz de las promos de HBO. Los términos: amigo, pana, yunta, proeshor, socio, son de gran utilidad, a cambio puedes recibir un título universitario gratis del tipo licenciado/a, doctor/a, ingeniero/a o abogado/a que debes aceptar con una sonrisa.

Encontrarte con tu ex y su familia

Si al entrar a un restaurante escuchas un “mijita/o” y cuando te viras notas que tu ex –suegra te está saludando no te queda más que saludarla a ella y a su hijo/a con beso en la mejilla y todo. Conserva la calma y arma de inmediato un grupo de whatsapp informándole a todos tus compañeros de oficina que la reunión se ha movido de lugar por motivos de fuerza mayor.

Sobrevivir al tráfico

Es hora pico y nadie avanza, puedes golpear tu cabeza contra el vidrio de la ventana desesperadamente o puedes jugar “El Juego de las Placas”. Imagina que cada letra de una placa es una sigla, trasforma ese “GOH-987” en un “Grandes Osos Hambrientos” o un “PMA-531” por “Pobres Mujeres Acaloradas”, diversión garantizada.

Que no te cite el vigilante

Lo principal es usar tu mejor cara de gil, si eres hombre puedes ponerte argumentativo, pero mantén siempre un tono humilde o te ponen doble multa. Si eres mujer, llora desesperadamente ya que ningún hombre sabe cómo lidiar con lágrimas, si te toca vigilanta no más acepta la citación.

Escrito por:
Daniela Anchundia.
 @Nanni_An

Dejar un comentario