portada
Una propuesta gastronómica nómada que querrás probar.

Espontaneidad, diversión y deliciosa comida. Eso es lo que ofrece Guayabera Pop Up, un restaurante nómada que nació en Guayaquil. Sí, nómada. Es decir, que no tiene una locación fija –y tampoco un menú establecido–. Guayabera Pop Up abre sus puertas, más o menos, una vez al mes. Cada evento se realiza en un lugar distinto, con una propuesta gastronómica diferente, que va acorde a una temática.

Dos hermanos, un emprendimiento

Las mentes –y manos– detrás de esta propuesta son Andrés y Juan Felipe Torres. Tras realizar un stage de tres meses en el famoso Celler de Can Roca (Girona, España) en 2014, Andrés regresó a Guayaquil con la idea de poner algo propio.

 

fotohermanos

Un día, un amigo nos invitó a su casa para una fiesta y conversando, Andrés le dijo que nos preste su patio para convertirlo en un restaurante por una noche

, recuerda Juan Felipe. “Ahí empezó todo”. El 19 de diciembre de 2014 realizaron su primer pop up para 25 personas.

Ambientamos todo el lugar, vaciamos el jacuzzi y metimos una mesa con la incertidumbre de si la gente estaría dispuesta a meterse

Y así fue: nueve personas eligieron el jacuzzi.

El menú fue una mezcla de varias cosas. Siempre buscan trabajar con productos locales y de temporada, respetando las vedas y especies en peligro.

“El menú lo crea el chef desde cero siempre. Lee, investiga, prueba, pregunta, vuelve a probar hasta que tenga lo que quiere. Es todo un proceso creativo”, dice Juan Felipe.

Por qué Guayabera

Nómadas. Informales y formales al mismo tiempo. Así se definen a ellos mismos –y a su negocio–  estos hermanos colombianos radicados en Guayaquil. Con ese concepto en mente, eligieron el nombre Guayabera.

elnombre

“Es una prenda de vestir fresca que a la vez puede ser formal y además tiene el background de la cultura guayaca que, pese a ser colombianos, nos identifica también”, dicen.

Las temáticas

Cada evento tiene una temática distinta, ya sea basada en la comida, como italiana, española o peruana; o en la inspiración de alguna tendencia. Por ejemplo, el Funk Tropical fue al estilo Bruno Mars. La Burguesía, en cambio, fue un homenaje a las hamburguesas.

 

foto1

foto2

Cada temática tiene su propio nombre y línea gráfica. Por ejemplo, la italiana se llamó Piccolo Paradiso; el peruano, Raymi. Acaban de presentar Latinoamérica Mágica, de la mano de Palabra.Lab, e inspirado en el realismo mágico.

Las locaciones

Ya han realizado más de 10 pop ups en varias ciudadelas de Samborondón y Puerto Azul. El próximo evento será en Ceibos. Lo chévere de esto es que al ser en ciudadelas o incluso aparecer de vez en mes, nos da un poco de misticismo que a la gente le gusta.

La experiencia Guayabera

Alguien que asiste a un pop up puede esperar de todo menos salir rápido, dice Juan Felipe.

Risas, conversaciones, calidez. Eso es lo que prometen. Además, conocer nuevas personas.

fotogente

Nuestros eventos son share table para buscar romper esas barreras que nos suelen poner los restaurantes tradicionales, sobre todo de Guayaquil

, dice Andrés. “Nos gusta que nos pregunten, que hablen con el chef, que se sientan como en casa y que vivan una experiencia distinta”.

La música es elegida cuidadosamente para cada evento: algunos pop ups tienen músicos en vivo. También han trabajado con artistas que exponen sus creaciones, sin costo alguno.

Si quieres saber más de ellos puedes seguirlos en redes:

Página: http://www.guayaberapopup.com

Facebook: Guayabera Pop Up

Instagram: guayabera_pop_up

Twitter: @guayaberaPopUp

Snapchat: GUAYABERA-POPUP

Dejar un comentario