Portada
Conoce el Konmari Method y comienza a poner todo en orden.

The Life-Changing Magic of Tidying Up, es un libro que cambia vidas. Su autora, Marie Kondo, es una japonesa consultora de limpieza que ha descubierto una manera de clasificar, ordenar, y dejar de acumular objetos.

Libro

El “KonMari method” consiste en seguir una serie de pasos o pautas, que nos ayudan a identificar por qué guardamos lo que guardamos. Revela nuestra situación emocional y aspectos psicológicos que nos llevan a establecer vínculos con lo material, que nos apega por algún motivo que normalmente no nos detenemos a analizar.

 

DIME DÓNDE ACUMULAS Y TE DIRÉ CÓMO ESTÁS

 

Es interesante la apreciación sobre nuestra relación con los lugares donde solemos acumular cosas:

 

Dimedondeacumulas

Sala y comedor: deseo de no revelar tu verdadero yo (es donde recibes personas, ven cuadros o adornos que te han regalado).

 

Cocina: dificultad para nutrirte y a los demás a tu alrededor (responsabilidades que deseas evadir).

 

Pasillo: bloqueas tu habilidad para fluir. Tu camino parece no poder definirse.

 

Bano y dormitorio: llenarse de cosas ahí, impide que puedas darte tu espacio. Revela problemas de intimidad contigo o con quien lo compartes. También probemas de autoestima.

 

Clóset: es donde ocultas todo a los demás. Llenarte de cosas en el closet, impide que puedas ver hacia dentro, dificulta tu introspección.

 

CÓMO EMPEZAR A CAMBIARLO

 

 

Hay ciertos consejos con los que la autora recomienda dar el primer paso para trabajar en tu orden:

 

  1. Saca todo de una vez y no objeto por objeto.

Como anteriormente mencionamos, tienes una relación con cada cosa que guardas y tu mente tratará de aferrarte a ella. Hazlo menos difícil vaciando el espacio para revisar qué va a quedarse dentro.

 

  1. Visualizar cómo quieres vivir.

Piensa en esos boards de Pinterest repletos de espacios organizados (que también has acumulado sin poner en práctica). Fija esa meta en tu mente para ayudarte a despojarte de lo que no necesitas.

 

  1. Piensa el motivo por el que quieres vivir de esa manera.

Esto te ayuda a poner de tu parte para cumplirlo porque tendrás clara la razón de la meta. Ej: quieres vivir con menos cosas porque planeas vivir fuera. La mudanza será más fácil y serás capaz de llevarte todo, porque ese todo es justo lo que necesitas para vivir.

 

  1. Decide si eso que guardaste te trae alegría.

No es lo mismo una carta de tu abuelo a quien ya no tienes a tu lado, que un vestido que te quedaba bien en secundaria. El primer item puede significar alegría de tener presente a alguien querido en sus palabras, oler el papel, etc, pero el segundo puede confundirte: no te trae alegría hoy, sino el recuerdo de que fuiste feliz cuando lo usaste. Es hora de seguir y ser feliz con algo nuevo.

 

  1. Empieza por categoría y no por locación.

A veces guardamos varios objetos de la misma categoría en distintos lugares, por lo que, por ejemplo, en el caso de la ropa, es mejor comenzar con todas las camisetas, luego todos los pantalones, etc. (donde sea que estén guardados) Haz 3 pilas: lo que se queda, lo que se va, y lo que aún no sabes dónde colocar.

 

  1. Adopta un orden adecuado.

Se sugiere empezar con ropa, luego libros, papeles y luego objetos misceláneos. Puedes crear subcategorías para cada uno. Tómate tu tiempo en los sentimentales. Un buen tip para despedirte, es crear un album en Facebook, puedes ver ahí ese papel que te escribió tu mejor amiga de banca, pero no guardarlo 15 años más.

 

  1. Separa lo que no va más.

No lo tires de inmediato, pero sepáralo de aquello con lo que vas a quedarte. Esto ayuda a despedirte y a encontrar una opción ideal para que se aproveche mejor. Una buena idea es donar.

 

Fuente:

Dejar un comentario