Portada
Sigue estos pasos para llevar tus ideas a la realidad.

¿Cómo hacer que las ideas que tenemos en mente se vuelvan tangibles? Aunque llevar los sueños al plano real no es fácil, tampoco tiene por qué ser una odisea. Aquí te damos algunos tips para que puedas hacerlo.

  1. Escríbelo.

Pon tu sueño en palabras, no solo verbalmente, también en papel. Ordénalo y escríbelo. Estudios demuestran que existe un 42% mas de posibilidades de realizar tus sueños o ideas si las escribes. Puedes ayudarte con estas preguntas: ¿Cuál es el sueño que quiero realizar? ¿Cuándo lo quiero hacer? ¿Para qué quiero hacerlo? ¿Qué es lo que me detiene?

  1. Filtra opiniones y evita la negatividad.

No te desgastes contando tus sueños e ideas a personas que no se conectan con tu creatividad y con lo que tienes que ofrecer. No hay nada mas tóxico que juntarte con personas que bajan tus niveles de energía. Pregúntate antes de escuchar opiniones y consejos de alguien, si estas personas han tomado riesgos en su vida. ¿Han creado algo que admiras? Si no, no las uses de motivación.

  1. Alimenta tu mente de historias y casos reales.

Quienes son dignos de tener biografías, documentales, libros o charlas, han hecho algo que vale la pena y tienen conocimiento y ciertos skills que podrían ayudarte. Aprende de ellos. Contágiate de quienes se han atrevido a hablar, a defender una causa, a crear algo original.

  1. Fast forward.

Imagina tu vida años después: ¿Qué sentirías de no haber ni siquiera intentado hacer realidad eso que sueñas?  El arrepentimiento más grande y mas común de las personas al final de sus vidas es el no haberse atrevido a hacer lo que querían.

  1. Crea un plan de acción.

Diséñalo como te sientas cómodo, a tu manera y a tus tiempos. No importa qué acción sea la primera que vayas a tomar pero toma al menos UNA.

Estas preguntas te pueden ayudar:

¿Qué voy a hacer hoy para acercarme a mi sueño o idea?

¿Qué debo leer, estudiar o investigar?

¿Con quién debo hablar? ¿De quién debo aprender? ¿De quién necesito un consejo válido?

¿Lo quiero hacer solo o con alguien que comparta mi visión?

¿Cuánto tiempo le voy a dedicar al día o a la semana?

¿En cuánto tiempo quisiera tener listo un borrador de mi idea?

¿Con qué voy a empezar?

Recuerda

  • Tu acción debe venir de un lugar de conexión espiritual con lo que estás haciendo, y no para ayudar a tu ego. Si dejas que el ego dicte tus acciones, te pierdes. Tu ego te puede hacer forzar a que algo suceda, pero también te puede paralizar.
  • Cuando enfocas tus pensamientos y sentimientos en lo que quieres, te alineas con una energía más allá de tu poder.
  • Esa seguridad en nosotros mismos viene de nuestra conexión espiritual con nuestros deseos, y es esa misma energía la que necesitamos para llevar nuestras ideas al mundo.

¿Tienes ya en mente cuál es ese sueño que quieres empezar a hacer realidad? Busca papel y lápiz y empieza a alcanzarlo HOY.

Dejar un comentario