portada (6)
Sabes que las crisis existenciales han llegado cuando te das cuenta de que no estás donde esperabas estar a determinada edad.

Sabes que las crisis existenciales han llegado cuando te das cuenta de que no estás donde esperabas estar a determinada edad. Ya pasó el día de tu cumpleaños, se acabaron los mensajes positivos, las personas volvieron a sus niveles normales de atención hacia ti. Ahora estás solo tú y la resaca va por una vuelta más al sol con el terrorífico número que ahora está sobre tus espaldas. Surgen las dudas, tu incertidumbre se multiplica y sientes que tu vida no puede ser más incierta. Las certezas se esfuman, las metas se alejan todavía más y sientes que eres la única persona que lo está padeciendo: ¡error!

Si crees que no has aprovechado el tiempo, si consideras que no has sido lo suficientemente exitoso en el ámbito laboral y si piensas que tu vida personal es sinónimo de un agujero negro: ¡bienvenido a tu crisis!

Las crisis son momentos de quiebre en los cuales perdemos piso y la vida espera que construyamos uno mejor. Esto puede suceder a los 25, 29, 30 o 40. La edad puede variar, aunque no hay nada que un poco de iniciativa no pueda mejorar.

Piensas que estás lejos de tus metas…

A los 25 creías que el mundo estaría a tus pies cuando ya estés rondando los 30. ¿No es así, cierto? No estás solo, a muchos les pasa. Reconoce lo que has alcanzado, haz un balance de tus esfuerzos y replantea tus objetivos.

Sientes que otros han sido más exitosos…

Define tu verdadero éxito y no lo busques en el perfil de LinkedIn de otro. No te compares, explora tus tiempos y confía en tus habilidades. Agradece las cosas buenas que te han sucedido o las oportunidades que no esperabas, pero se presentaron.

Crees que te vas a quedar solo…

Aunque cada mes tengas una boda nueva, aunque algunos de tus amigos ya estén planificando los hijos, aunque en WhatsApp solo te lleguen cadenas de familiares; tranquilo, todavía no pienses en adoptar los gatos. Recuerda que eres un universo con su propio calendario y no sujeto a moldes de terceros.

Las crisis pueden llegar a cualquier edad con el propósito de acabar con tu estabilidad emocional, no lo permitas. Las reflexiones siempre vienen bien, enfoquémonos en abrazar los momentos grises porque cuando se hayan ido solo quedarán nuevos aprendizajes.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos