portada
Una guía para superar un corazón roto.

Todos hemos tenido el corazón roto alguna vez, ¿verdad? Es parte de crecer. ¿Tú no? Bueno, si eres de los que no ha pasado nunca por la experiencia cercana a la muerte que es tener el corazón partido en dos (o en mil pedazos) no eres un semidiós, sino que todavía no te pasa. Prepárate, nadie está a salvo.
Para los que ya (sobre)vivimos esa etapa o los que la están pasando ahora, la colombiana Amalia Andrade nos trae una genialidad. Si ya cicatrizaste, te arrancará un par de sonrisas, y si estás con la herida abierta, te ayudará a sanar.
Uno siempre cambia al amor de su vida (por otro amor o por otra vida) no es un libro común. Es un híbrido, un manual, un diario, que con historias e ilustraciones nos da una mirada fresca a esa etapa ¿Su misión en el mundo? Recordarnos que

quote1compu
Quotemovil1

Estas son algunas de las cosas que aprendimos de este libro:

1. Diccionario de términos pasivo-agresivos.

El lenguaje en una etapa post-ruptura es clave. A veces decimos cosas que realmente significan otras, ya sea para engañarnos a nosotros mismos o para insultar a los demás con palabras dulces.

“No estoy brava, estoy decepcionada”.
Significado: Estoy furiosa y te quiero matar.
“Igual es mi culpa por esperar algo de ti”.
Significado: Todo es tu culpa.
“Espero que te vaya bien en todo”.
Significado: Si estás bien primero que yo, te mato.
“Ya te dije todo lo que tenía que decir”.
Significado: A continuación te voy a explicar TODO lo que has hecho mal en la vida.

2. Toda experiencia puede ser convertida en arte (o en plata).

De las cosas más terribles de la vida, se pueden sacar grandes cosas. Incluso las experiencias que parecen más desgarradoras traen lecciones importantes. Siempre tenemos la posibilidad de convertir nuestras historias o sentimientos en arte. Amalia nos cuenta la historia ficticia de Joao Pedro de Almeida Santo Abreu, supuesto creador de la Lambada y cómo esta canción se convirtió en un éxito.

3. La aceptación es un superpoder que no sabemos que tenemos.

Todos podemos superar un corazón roto. Todos. Pero no podemos sin la ayuda de una persona importante… Uno mismo. Para activar este superpoder, nos dice Amalia, debemos: olvidar la negación, vivir en el presente, poner el amor propio primero, ser honesto con uno mismo, volar (lejos del autosabotaje y el dolor), entre otras cosas.

4. La música es una fiel compañera en los procesos de dolor y sanación.

Amalia nos regala un playlist para llorar en la ducha. “La razón por la que buscamos música melancólica mientras estamos afligidos es porque queremos reconocer nuestro dolor en las palabras de otros”, dice. “Oír música triste en momentos como este nos ayuda a habitar nuestras emociones, a revivir momentos, a distraernos”. Algunos de los hits recomendados por ella son:

Hasta la raíz – Natalia Lafourcade.

Lo que más – Shakira.

Love is a losing game – Amy Winehouse.

Ausencia – Héctor Lavoe.

Someone like you – Adele.

Hasta que te conocí – Juan Gabriel.

Walk away Ben Harper.

The greatest Cat Power.

Escrito por: Thalíe Ponce.

Dejar un comentario