portada (3)
Es de común e histórico conocimiento que la diversidad de opiniones reina –y ha reinado- sobre los grupos de personas.

Es de común e histórico conocimiento que la diversidad de opiniones reina –y ha reinado- sobre los grupos de personas. Qué almuerzo familiar, reunión de amigos o tertulia no ha sido invadida eventualmente por una conversación en la que los puntos de vista afloran –y compiten- buscando imponerse y destacarse.

No obstante, nunca falta él o la participante que no se expresa, o también, en un intento de no ser rechazado por alguna de las partes, se dedica a convertirse en un indicador de neutralidad, dando la sensación de que está de acuerdo un poco con todos y cada uno.

Este artículo va para ese, para esa que por temor a arruinar un encuentro prefiere no exponerse o –como se dice comúnmente-  busca incansablemente “quedar bien con Dios y con el Diablo”. Va para que reflexione, para que de una vez por todas se anime a tomar partido. Y en todo caso, para invitarlo o invitarla a cuestionarse: ¿Por qué se calla?

Creemos, humildemente, que tibieza de opinión es una forma de no tener opinión, nos habla hoy de una incapacidad de expresarnos. En un mundo que necesita y acompaña ahora las voces que se alzan, quedarnos en la mitad no nos aporta ni contribuye a los cambios que de alguna manera estamos buscando.

Claro que uno puede escoger sus batallas. Habrá situaciones puntuales en las que preferentemente quedarse callado o callada puede ser beneficioso, quizás si sabemos de antemano que vamos a herir a alguien o alterarlo de manera que le haga daño. De lo contrario, alcemos la voz, digamos lo que pensamos, arruinemos almuerzos y seamos agentes de cambio que no solo llaman a la acción sino que permiten al otro pensar de un modo que hasta entonces no le era posible. Para que encontrarnos, aunque cueste, sea siempre un inevitable crecimiento.

florencia-lauga

Escrito por:
Florencia Lauga
Argentina. Actriz, locutora y licenciada en ciencias de la comunicación.
Considera que salir del país de origen es uno de los mayores crecimientos posibles.

florencia-lauga

Escrito por:
Florencia Lauga
Argentina. Actriz, locutora y licenciada en ciencias de la comunicación.
Considera que salir del país de origen es uno de los mayores crecimientos posibles.

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos