portada (1)
Podemos recordar con gracia y hasta cierta nostalgia nuestros primeros días de trabajo.

Podemos recordar con gracia y hasta cierta nostalgia nuestros primeros días de trabajo. Cuando nos emocionaba sobremanera tener horarios de oficina, adueñarnos de un escritorio y enviar correos electrónicos con una firma corporativa. Estábamos ávidos por obtener más conocimientos y tener esas jornadas laborales que parecían infinitas para sentir que la adultez había llegado. ¿Curioso, no? 

Nada o muy poco quedó de ese mood juvenil, feliz y sin ojeras. Nuestro ‘yo de antes’ se reiría profundamente del ‘yo de ahora’. Del soñador que ansiaba ‘cambiar el mundo’ tal vez queda muy poco. Ahora somos el resultado de horarios extendidos, pocas horas de sueño, clientes o socios desgastantes y pedidos a último momento. 

Cuando el café ya pierde su efectividad o cuando no hay dulce que logre arreglarte el día, es porque definitivamente has perdido tu motivación laboral. ¿Qué hacer? 

Respira, vuelve a tener tiempo para ti y no sientas que eres una máquina de hacer billetes. El día que sientas que la única satisfacción que te da tu trabajo es un sueldo a fin de mes, plantéate seriamente la posibilidad de buscar otras opciones laborales. 

Agradece la oportunidad de trabajar y el lugar privilegiado en el que estás. Buscar trabajo, tocar puertas y no recibir respuesta es desesperante. Valora la posibilidad que tienes de levantarte todos los días con un destino claro. 

Baja un poco las presiones innecesarias y enfócate en las cosas que te generan satisfacción. No eres la mujer maravilla, no puedes solucionar los errores de terceros, no tienes ninguna obligación para decir ‘sí a todo’. Cansarse es humano. 

Recupera ese espíritu de tus primeros años de trabajo, recupera la ilusión de un nuevo día laboral. No es fácil pero a veces las alternativas solo están esperándonos. 

1 Comentario

  1. Hola, la verdad leí su revista por ig. Sin embargo, no me arrepiento, ya que es muy fresca además de tocar temas que me llaman mucho a atención e incluso la recomiendo siempre que puedo. Nunca cambien ese formato, realmente me encanta.

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos