Portada
A veces necesitamos una ayuda extra para ser más empáticos.

La empatía es una de las virtudes más útiles y más difíciles de tener.

La forma en que nos explican la empatía es que significa ponerte en los zapatos del otro. Es sentir como siente el otro, razonar como el otro. Ponerte sus lentes y ver el mundo a su manera.

No es fácil.

Una forma de hacerlo es mediante la experiencia. Si alguien está pasando por una situación que tú has pasado, bingo. Si has observado ese problema en alguien cercano a ti, te ayuda a entender lo que está viviendo el otro.

Otra forma es mediante la imaginación. Puede ser que no hayas vivido eso antes, pero se te hace fácil imaginarte en el lugar de esa persona.

Pero, ¿qué pasa cuando ni la imaginación ni la experiencia nos ayudan? ¿Qué pasa cuando son situaciones que nunca hemos vivido, nunca hemos imaginado, ni pensado que nos pasarían?

Quote1compu
Quotemovil1

Para esto, nos debemos valer de las experiencias e imaginación de los otros. De las historias.

La televisión, el cine, los libros, más allá de entretenernos, pueden ser medios para crear empatía. Ver diferentes experiencias en pantalla o en la página. Ver personas con luchas personales que a veces ni nos imaginamos que existían. Con pensamientos sobre sí mismos y sobre el mundo, tan apartados de nuestra realidad, que a veces parecen mentira.

Estos medios están en su mejor punto cuando nos exponen a universos que nunca conoceríamos en otras circunstancias.

Piensa en las personas con desórdenes alimenticios. ¿Las puedes entender? Una cosa es que no te guste tu cuerpo, que eso es algo que podemos identificar en nosotros. Pero, llegar al punto de arriesgar tu vida por mantener una figura de cierta forma, ¿te puedes imaginar haciendo eso?

Un libro como Paperweight, de Meg Haston, te puede hacer entender como tratar a una persona con este desorden. Cómo piensa, por qué siente como siente, por qué reacciona a ciertas cosas de forma muy diferente a la que tú reaccionarías.

Uno como Middlesex, de Jeffrey Eugenides, te puede acercar a la realidad de nacer como un intersex (hermafrodita), de vivir parte de tu vida como un género, y luego de otro.

Una película como Short Term 12, te enseña un vistazo de lo que puede causar el abuso intrafamiliar. Una como Moonlight, te enseña cómo es crecer en un lugar que no te acepta por quién eres.

Quote2compu
Quotemovil2

Muchas veces cuando estamos frente a un comportamientos que no podemos entender, o nos puede causar rechazo. Porque realmente no tenemos idea de lo que está viviendo la otra persona. Pensamos que es una reacción extraña, a veces exagerada. Pero muchas veces, esas acciones tienen causas y consecuencias invisibles.

Por eso es importante exponernos a historias diversas. Por eso existe el llamado a la inclusión en los medios, ya sean cine, televisión, literatura o publicidad. Porque son historias que le podrían estar pasando a alguien a tu alrededor, o a alguien que conozcas en un futuro. Porque les da visibilidad a todo tipo de personas. Aprendemos que están ahí, que son parte de nuestro mundo. Y que eso está bien.

Escrito por: Claudia Sensi Contugi

Dejar un comentario