ArriesgateASerlibrePORTADA
Terminar con el auto sabotaje significa empezar a vivir. Reflexionamos sobre esto en un interesante ensayo.

La libertad no es absoluta, tiene limitantes y hay uno que nos encontramos día a día. Es mejor reconocido en la forma de la siguiente frase: “no puedo”.

Desde tener vergüenza de cantar karaoke o bailar en un matrimonio, hasta no probar cierta comida porque parece “rara” o porque somos “mañosos”, esta frase toma algo que está fuera de nuestra zona de confort y lo transforma de una oportunidad a un imposible, y, sin darnos cuenta, limitamos nuestra libertad personal.

Les tengo una nueva frase. Hay un dicho holandés que dice: ‘Nee heb je, ja kun je krijgen’, y significa ‘El ‘no’ ya lo tienes, el ‘sí’ lo puedes obtener.’ Muchas veces hay cosas que queremos hacer, pero están en manos de otros. Vemos esto como un impedimento por vergüenza o miedo a la desaprobación. Nos condicionamos a que vamos a fracasar, y ni siquiera tratamos.

quote

Un par de veces a la semana voy a nadar a un complejo deportivo. La otra vez que estuve ahí, conocí a una chica de unos 24 años que me preguntó: “¿Tú también estás aprendiendo a nadar?”

Mi primera reacción fue de sorpresa, pero posteriormente sentí admiración. Se necesita una gran determinación para lanzarse a aprender a nadar siendo mayor. Significa dejar la vergüenza y los prejuicios a un lado y adentrarse en algo desconocido. Al aprender a nadar, ella no sólo estaba expandiendo su libertad a “poder nadar”, sino también a “poder nadar” en todas las piscinas, lagos y océanos que conocería en su vida.

Todo comienza con quitarse la barrera mental. Si quieres pintar, compra un lienzo y garabatéalo. Llámalo abstracto. Si quieres cocinar, busca recetas en Pinterest. Si no se te cocina, llámalo “cocina raw”. Toma inspiración de gente alrededor tuyo que hace que las cosas pasen. Lo importante es ver cada nueva experiencia como una oportunidad de conocernos a nosotros mismos. De ampliar tu libertad a nuevos horizontes, nuevas sensaciones, nuevas personas—a un tú más completo.

Escrito por:

Claudia Sensi Contugi

Dejar un comentario