portada
¿Cómo podemos amar a otros si no nos amamos primero?

Cada vez que volamos en un avión, escuchamos las normas de seguridad. Luego de un largo recordatorio de medidas, siempre viene este mensaje: antes de ayudar a alguien, tienes que asegurarte de estar bien tú.

No es la frase exacta, pero ese es el núcleo de la explicación, pues uno debe estar a salvo, seguro y protegido, para rescatar a otro.

En el vuelo que son las relaciones interpersonales esta frase debería también ser una norma. Debemos estar sanos antes de dar consejos a otros. Debemos estar a salvo antes de intentar sacar a alguien de un problema. Pero, sobre todo debemos amarnos a nosotros antes de amar a otra persona.

No se trata de egolatría o egoísmo, ni de ponernos en un pedestal. Se trata de exteriorizar ese amor que tenemos dentro y llevarlo hacia los demás. Encontrar dentro de nosotros mismos valores, características y motivación. Así vamos a proyectar cosas buenas hacia los demás.

quote1compu
quotemovil1

Ya sea en la amistad, en la familia o en el trabajo, ponernos a nosotros mismos como la prioridad, nos llevará a saber esquivar con amabilidad, inteligencia y tino, a esas personas que no aportan cosas positivas.

Porque todos hemos pasado por esas situaciones. La amiga que siempre se queja y no escucha. El jefe que sólo te dice lo que haces mal y nunca te motiva cuando estás haciendo un gran trabajo. La compañera que nunca asume la responsabilidad si comete algún error y deja que te cargues toda la culpa. La tía que siempre te recuerda cuando “eras más bonita” o que tu prima Pepita se ve tan bonita porque “a diferencia tuya, ella no dice malas palabras”. El novio que te dice que te verías mejor si fueras “más flaca”.

quote2compu
quotemovil2

Respiramos y dejamos pasar, sin decir nada. Nos inflamos como un globo. Reventamos algún día. Absorbemos como una esponja hasta que no podemos más.

Pero puedes dejar a ese novio, decirle amablemente a tu tía que sus palabras no son amables, explicarle a tu amiga que tú también necesitas ser escuchada, buscar otro trabajo. No se trata de ir por la vida peleando con las personas que no aportan, ni tomando decisiones radicales cada día.

Amarnos se trata más bien, de ser nuestra propia prioridad, de poner en una balanza aquello que vale la pena y lo que no. Saber a quiénes podemos ayudar y quiénes no quieren ser ayudados. Significa saber decir que no cuando algo no nos hace felices, y saber arriesgarnos cuando creemos que algo nos puede llenar, aunque los demás digan lo contrario. Amarnos significa conocernos, respetarnos, entender nuestras imperfecciones y tratar de mejorar, para luego poder dar todo eso a quienes nos rodean.

Escrito por: Thalíe Ponce.

2 Comentarios

  1. Excelentes artículos. Sigan adelante.

  2. Excelentes artículos.

Dejar un comentario