portada-maternidad-compressor
Al parecer, hay mujeres que experimentan una especie de lobotomía voluntaria cuando se convierten en madres.

Al parecer, hay mujeres que experimentan una especie de lobotomía voluntaria cuando se convierten en madres. Sin realmente quererlo –esperemos que así sea– limitan cada palabra que emiten alrededor de sus hijos como si todos los que están presentes estuvieran interesados en saber la papilla que está en tendencia. Hay libertad de expresión en redes sociales y luz verde para bombardear timelines ajenos con las fotos que se deseen. Sin embargo, como todas las cosas en la vida siempre debe haber límites. Si tus amigas te dicen para encontrarse, créeme que habrá más de una que no quiera escuchar sobre tu exhaustiva búsqueda de nueva niñera. Una cosa es darle like a tu idílica maternidad y otra muy diferente aguantar varias horas de un proyecto de libro ‘maternidad for dummies.

Los hijos seguramente son el mayor regalo para algunas parejas, vale aclarar que aquí nadie está menospreciando esa etapa de la vida. Pero por favor, hay más temas que el pediatra, la dieta, la clase de estimulación temprana o los consejos de buena crianza. Un shot de empatía con esas mujeres que no quieren hijos o simplemente no están en sus planes todavía.

¿Eres madre? Maravilloso pero por favor supéralo. Es posible ser madre y también hablar de otros temas. Es posible ser madre y también ser esposa o trabajadora. Pero sobre todo, es posible ser madre y salir con tus amigas a tomar un vinito sin acordarte de las actividades de la escuela. Aprender a desconectarse es justo y necesario –y tus amigas no ligadas a la maternidad te lo agradecerán–. A fin de cuentas, para todas las madres sus hijos son fantásticos y únicos aunque al llegar a la adolescencia posiblemente se darán cuenta que no era así como lo creían.

Escrito por: Redacción Awake

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos