Portada-Awake-compressor
Lleva tu libro de auto-ayuda con orgullo en la cartera, déjalo con orgullo sobre tu escritorio y siéntete orgullosa de leerlo.

Hay temas vetados por tu amor propio, temas imposibles de tratar en una reunión. Temas que solo los sabe tu mejor amiga, o tu perro, o tu conciencia. Temas como una dermatitis espantosa en la espalda, un mes con los números en rojo, que ya no soportas alcohol como en las “buenas épocas”, o… que lees autoayuda.

Horror, pánico, suena un fondo musical de terror. ¿Auto qué? Sí, esa sección a la que “solo” llegan personas con poca autoestima, divorciadas, desesperadas, engañadas o deprimidas. Esa sección de la librería que es visitada de una forma rápida, cautelosa, porque es terrible que te encuentren ahí. Hasta esoterismo puedes leer, porque siempre es bueno conocer de todo un poco, pero leer autoayuda, según dicen, es porque tu vida anda mal.

¿Mal? ¡Leer autoayuda es normal! Solo que nos hemos creído el estigma y lo replicamos, pero auto-ayuda es más que ese cuadro crónico que nos han pintado.

Buscar ese tipo de libros es hacer una pausa, justa y necesaria, entre tanto trabajo y tráfico. Buscar ese tipo de libros es darle oxígeno a la mente, después de tantos PDF tediosos e infinitos que leemos por obligación. Buscar ese tipo de libros, es reencontrarnos con lo básico, lo esencial, lo más sencillo de nuestra existencia.

El libro de autoayuda no es la solución a todos nuestros males, ni la varita mágica para las tristezas. El libro de auto-ayuda funciona como una guía para el autoconocimiento, orientación y entendimiento. Aunque también, puede servir como una dosis terapéutica para lo que nos aqueja, sin efectos secundarios.

Lleva tu libro de auto-ayuda con orgullo en la cartera, déjalo con orgullo sobre tu escritorio y siéntete orgullosa de leerlo. A romper el mito de que es sinónimo de que las cosas van mal. Rompe la cadena de estigmas, así creas un ambiente de más complicidad y naturalidad en tu círculo.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

Dejar un comentario