queridoshombres
Año 2020 y todavía hay personas que insinúan que las mujeres deberían agradecer porque su esposo les ‘ayuda’ en la casa.

Año 2020 y todavía hay personas que insinúan que las mujeres deberían agradecer porque su esposo les ‘ayuda’ en la casa. Por favor, que alguien les cuente que las tareas deben ser divididas por naturalidad y no por buena voluntad. El matrimonio no tiene que ser un terreno donde las mujeres están en desventaja por tener más roles en casa no remunerados.

¿Quién cocina? ¿Quién cambia los pañales? ¿Quién paga la casa? Cuando que la respuestas son invariables y recaen exclusivamente en una persona, es que no se ha entendido nada. Queridos hombres, para salvaguardar la paz mental de todos, hablemos de acuerdos en la casa. No es tabú, no está prohibido, no es una cita con el urólogo. Ponerse de acuerdo es posible, ahorra dramas, evita traumas y es un buen negocio para todos los involucrados en la relación.

Trabaja tu relación como ‘equipo’ sin sentir que estás en una sesión barata de coaching. Los dos están trabajando por el mismo objetivo: ser felices. Que pague el que pueda pagar, que cocine el que disfrute de hacerlo, que vaya a la reunión de la escuela el que tenga espacio, que limpie al que menos le moleste, etc. El mundo no se va a acabar porque la mujer pague las cuentas y el hombre cocine o viceversa. Dejemos de encasillarnos, de aceptar lecciones de otros o de actuar pensando en el ‘qué dirán’. Nadie ayuda a nadie, la responsabilidad de una relación es compartida. Lleguemos a acuerdos en lugar de reforzar estereotipos absurdos. ¿Quién se suma? ¡Aplica para todo!

FP

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Puedes encontrar mis trabajos en www.paulalanata.com

FP

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Puedes encontrar mis trabajos en www.paulalanata.com

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos