machitosportada
Como autocrítica, a veces sin darnos cuenta caemos en una contradicción frente a esta ‘nueva clase’ de hombres.

Hace poco leía en una revista que una mujer confesaba haber terminado una relación con el hombre que ella y sus amigas consideraban como ‘perfecto’. ¿Cuál era la imperfección del tipo perfecto? ¡Ser sensible! La mujer no quería estar con alguien que cada dos meses tenga un tipo de ‘menstruación’. La única sensible podía ser ella, la única que genere un drama podía ser ella, la única que podía quebrarse era ella.

Como autocrítica, a veces sin darnos cuenta caemos en una contradicción frente a esta ‘nueva clase’ de hombres. Esos hombres sensibles, comprometidos incluso con las causas de las mujeres, esos que usan rosado sin problema, que creen en un mundo más justo y más equitativo. Esos que a veces optan por ser freelance y cuidar a los niños en casa mientras la esposa trabaja. Por una parte los aplaudimos y deseamos que se multipliquen; mientras por otra parte esos hombres terminan siendo los primeros juzgados. ¿No se sentirá mal por ser mantenido? ¿Que dirán los papás de la esposa?

Alrededor del tema, existen estudios para todos los gustos. Existen estudios que afirman que las mujeres prefieren a los hombres con actitud de macho alfa por una cuestión de sentirse más seguras o protegidas. Es decir, mujeres atraídas por hombres dominantes y agresivos, como si estuviéramos regresando al tiempo de las cavernas donde estos hombres serían los únicos en garantizar sobrevivencia. Por otro lado, existen estudios que demuestran que las relaciones más satisfactorias, duraderas y sólidas surgen donde hay situaciones de igualdad y libertad.

Aunque algunas mujeres sean férreas defensoras de la teoría del macho alfa y otras crean que está obsoleto, lo cierto es que la pregunta continuará sobre la mesa.

Y tú, ¿cómo reaccionas frente a un hombre sensible?

FP

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Puedes encontrar mis trabajos en www.paulalanata.com

FP

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño
Politóloga que aprendió a escribir bajo los efectos de las caipirinhas. Puedes encontrar mis trabajos en www.paulalanata.com