Nadie es gurú de nada
Es curioso como cuatro paredes han hecho explotar el mundo de las redes sociales con una nueva ola de expertos. Vale hacer una aclaración entre dos tipos de personas.

Estudios científicos han demostrado cómo en las últimas semanas las personas con un excesivo consumo hacia los teléfonos inteligentes se vuelven menos inteligentes y más egocéntricos. ¿Se te hacen conocidos estos resultados? Seguro que sí porque no son ni tan académicos, ni tan cercanos a la ciencia pero es posible que en más de una ocasión hayas encontrado su veracidad en tu propio timeline. 

Es curioso como cuatro paredes han hecho explotar el mundo de las redes sociales con una nueva ola de expertos. Vale hacer una aclaración entre dos tipos de personas. Por un lado aquellos que realmente son expertos en algo y han puesto su conocimiento al servicio de los demás sin ser invasivos. Pero por otro lado gente con el ego inflado, con una necesidad de mostrarse en exceso (desde el plato que prepara, la película que está viendo o el diseño de la mascarilla para ir al súper) y cuyo centro del mundo es su propio ombligo.

Analicemos un poco esa delgada línea entre el personal branding y el narcisismo. No perdamos piso por unos cuantos likes, views o shares. Somos importantes pero no tanto. A ese que te dice que debes tener una rutina y hasta quiere armarla por ti, siéntete en la libertad de darle unfollow. Nadie es gurú de nada. Con suerte al intentar ser expertos en algo, salimos con más dudas de las que ya teníamos.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos