AWAKE-ART2-PORTADA
La elección de Ángela Ponce, la primera Miss España transexual, dejó claro lo polarizado que está el mundo respecto a este tema.

La elección de Ángela Ponce, la primera Miss España transexual, dejó claro lo polarizado que está el mundo respecto a este tema. La controversia tiene múltiples aristas: si realmente es una mujer por haberse sometido a operaciones, si debería concursar alguien que nació hombre en un evento para mujeres, si es el fin de la femineidad como se la ha conocido hasta ahora, si detrás de esta medida hay un lobby gay intentando homosexualizar a los niños, etc. Hay posturas pacíficas, posturas radicales y exageraciones como en todos los casos. Es curioso, que el debate se haya centrado en la participación de Ponce y no en la existencia de estos certámenes.

Es necesario aclarar que cada persona es libre de participar en el espacio que desee. Sin embargo, a veces minimizamos cuánto puede decir de nuestra sociedad la vigencia de estos eventos. Mujeres que desfilan en pocas prendas, en tacos exageradamente altos y cuya meta es llegar a la ronda de preguntas finales. Faltan respuestas para entender por qué seguimos aplaudiendo estos programas. Lo más trágico es que miles de niñas crezcan creyendo que un certamen de belleza es la plataforma necesaria para su éxito.

¿En qué siglo nos quedamos estancados? ¿Cuándo seremos capaces de superar estos certámenes sexistas? ¿Por qué seguimos fomentando indirectamente este tipo de eventos? Bien por aquellas que usaron su corona para servir y hacer trabajos excepcionales. Sin embargo, el desafío está en encontrar más plataformas que no solamente respondan a los cánones de belleza establecidos. Cambiaremos como sociedad el día en que la mujer deje de ser cosificada y su cuerpo mercantilizado como si fuera algo normal.

En lugar de defender o estar en contra de la participación de transexuales, la pregunta debería radicar en ¿por qué seguimos permitiendo que la belleza sea la única plataforma para sobresalir? Premiemos las buenas ideas femeninas, la innovación, el emprendimiento social, las soluciones ambientales o los avances tecnológicos. En un mundo donde la belleza está sobrevalorada ¿por qué no apreciar otras acciones significativamente valiosas?.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

Dejar un comentario

popup-frase
* Campos requeridos