portada
Estas líneas son escritas con profundo respeto y admiración hacia ti. Hacia ti, que haces menos miserable mi WhatsApp y las conversaciones con las tías.

Estas líneas son escritas con profundo respeto y admiración hacia ti. Hacia ti, que haces menos miserable mi WhatsApp y las conversaciones con las tías. Porque cuando llega la tan aberrante pregunta ‘¿y el novio?’ aparece un ‘no todavía, pero estoy saliendo con alguien’. Las tías se emocionan, se llenan de esperanza y mientras pase eso todo perfecto. Todo bajo control mientras no vean tu perfil en Facebook, mientras no sepan que eres tú.

 Tú, buen tipo, simpático, divertido, pero nada más. En mis momentos de cordura jamás se me ocurriría presentarte a mis papás o peor aún, en un futuro lejano unir tu apellido con el mío. Pero estás bien para un almuerzo a última hora, para la película más llorona de la cartelera o para matar el viernes. Esos viernes en los que todas mis amigas salen con sus novios de años. Porque ahora hasta las que no tenían, cuentan sus meses con excesivo amor en Instagram. ¿Cuándo dejarán la intensidad de los números?

¡Estoy a un ‘2.3 de felicidad’ de marcarlos como spam!

Gracias a ti querido ‘peor es nada’, por ahorrarme la llamada vergonzosa en la madrugada y las notas de voz con cargo de conciencia. Es que mutuamente, sabemos lo que somos. Gracias a ti por devolverme ese vago interés por un abdomen decente y los buenos hábitos alimenticios. Gracias a ti, aunque está mal que lo diga, por hacerme desempolvar los shorts del armario.

Ya sabemos que no funcionó, no funciona o no funcionará. Es que seamos sinceros, eso de la formalidad tampoco va contigo. Simplemente, nos encontramos cuando el verdadero interés y la admiración pasaron a segundo plano. Algo así como, ‘lo mejor de lo peor’. Pero así somos a veces, no creemos en Dios pero sí en los milagros. No creemos en el amor pero ahí seguimos con el ‘peor es nada’.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

IMG-1547

Escrito por:
Paula Lanata Cedeño.
Politóloga en proceso. Creativa, pastelera y planner.

Dejar un comentario

popup-frase