portada2
¿Quiénes son las grandes mentes femeninas detrás de grandes películas?

Detrás de una gran película siempre hay una gran mujer. Esta es la frase que quisiéramos que defina al cine en el futuro. Y ese futuro está acercándose, poco a poco.

Cada vez hay más mujeres tomando las riendas de lo que sucede detrás de cámaras. Mujeres que no sólo interpretan la visión de otro, sino que sacan a la luz la suya, con sus experiencias y su forma de ver el mundo.

Estas cineastas están cambiando un panorama donde las mujeres comprenden el 9% de los directores y el 11% de los guionistas. Son mujeres que han creado oportunidades para sí mismas y para otras. Que rompen esquemas sobre el rol femenino en Hollywood. Que no están encuadradas en un solo género, sino que cuentan historias de cualquier tipo. Mujeres valientes, temerarias.

Kathryn Bigelow

foto1

La primera (y, por ahora, única) mujer ganadora del Óscar al Mejor Director.

Sólo 3 otras directoras han sido nominadas al premio.

A lo largo de su carrera, Bigelow ha demostrado no solo que una mujer puede crear una película de prestigio, sino que puede abordar temas crudos y violentos con gran destreza. Sus personajes son héroes, sí, pero en vez de ponerlos como personas invencibles, realza sus vulnerabilidades, su humanidad. The Hurt Locker podría haber sido una simple película de guerra, pero la habilidad de esta directora le dio la carga emocional necesaria para llevarla más allá.

Elizabeth Banks

foto2

Elizabeth Banks ha sido una actriz de comedia por muchos años, pero desde hace unos años ha explorado sentarse detrás de las cámaras. Su productora adquirió los derechos para la novela Pitch Perfect y la transformaron en una de las películas más grandes del 2012. El año pasado, se sentó en la silla de directora para la secuela, Pitch Perfect 2, batiendo el récord del mejor opening de un director primerizo.

Que uno de los blockbusters más grandes del año haya sido producido, dirigido y protagonizado por mujeres, significa más de lo que creemos. Significa que los estudios pueden dar más oportunidades a directoras y a películas que se centran en una narrativa femenina, en vez de verlas como una ‘inversión de riesgo’.

Banks es la prueba de esto, ya que ha sido escogida para dirigir el próximo reboot de Charlie’s Angels y la adaptación de la novela para adultos jóvenes, The Red Queen.

Nicole Perlman

Estar ‘detrás de cámaras’ no solo implica canalizar una visión, sino crearla de la nada.

foto3

Esta guionista fue responsable por traernos a Guardians of the Galaxy, conviertiéndola en la primera mujer en escribir una película de Marvel. Ahora va a escribir la primera película de la compañía protagonizada por una superheroína, Captain Marvel.

Uno de los obstáculos que tuvo en la industria de películas de acción y superhéroes fue su género. Perlman cuenta experiencias con otros estudios donde les

impresionaba su escritura, pero no tenían la seguridad que ella podría hacer las escenas de acción, ya que estas eran ‘películas de hombres’.

Esta concepción de que los hombres sirven para la acción y las mujeres para el sentimentalismo hizo que Perlman se esfuerce el doble con Guardians of the Galaxy. “No quieres ser una escritora de quien la gente podría decir ‘una mujer no puede escribir ciencia ficción”.

Esta presión la reconoce cualquier mujer que trabaja en un área dominada por hombres. Ya sea en el cine, la política o la ingeniería, nos vemos enfrentadas con el miedo de que si no hacemos un buen trabajo, nos tomen como el ejemplo de que ‘las mujeres no sirven para eso’.

Ava DuVernay

foto4

Con Selma, se convirtió en la primera mujer afroamericana en recibir una nominación al Golden Globe a mejor director y con una película, Selma, nominada a un Óscar por mejor película en el 2014.

Selma, se trata de la vida de Martin Luther King, pero también recalcó a las mujeres que fueron parte del Movimiento por los Derechos Civiles como Annie Lee Cooper y Diane Nash. Si Selma no hubiera sido dirigida por una mujer, ¿hubiera contado la historia de estas activistas?

DuVernay nos enseña con su ejemplo que cuando las mujeres están detrás de cámara, significa que tienen el poder de contar historias que otros no, y le pueden dar un enfoque único, ya sea ficción, biografía o documental.

Sí, estas mujeres están cambiando su panorama, pero nosotras también las podemos apoyar. A ellas, y a las otras mujeres que también trabajan detrás de cámaras pero que todavía trabajan a oscuras, sin que su esfuerzo sea reconocido.

 

¿Cómo las podemos apoyar? Yendo a ver sus películas. Consumiendo cine dirigido por mujeres, escrito por mujeres, y protagonizado por mujeres.

Escrito por: Claudia Sensi Contugi.

Dejar un comentario