tu-propio-jefe-compressor
Si la idea de independizarte laboralmente ronda tu cabeza, compartimos importante información para que te prepares.

Si la idea de independizarte laboralmente ronda tu cabeza, compartimos importante información para que te prepares.

COMO FREELANCE

  • Muestra tu trabajo.

En cualquier área donde te desempeñes, es importante contar con un sitio web  donde puedas mostrar fácilmente tu trabajo. Muchos prefieren Behance o Cargo Collective, que si bien son útiles para profesiones que tienen que ver con diseño, tienen una plataforma ideal para enseñar proyectos y logros de cualquier rama.

  • Haz proyectos propios.

No importa si haces algo solo porque se ve bien, lo importante es producir. Aún mejor si se trata de una “serie de proyectos”, es decir trabajos encerrados en un solo concepto. Es la mejor forma de mostrar que puedes llevar trabajos largos consistentemente.

  • Termina lo que empiezas.

Es beneficioso generar curiosidad con proyectos en curso, pero bajo ningún motivo los dejes a medias. Dice mucho de tu perfil ver un resultado final bien logrado.

  • Explica requerimientos.

 Describe de qué se trata el proyecto y cuáles eran los lineamientos. Desde una receta hasta un render de arquitectura tienen un propósito. Dejarlo claro demuestra que si alguna vez te hacen un pedido particular de estilo, elementos, etc; te puedes adaptar a eso sin problema.

  • Muestra variedad.

A veces pecamos de utilizar demasiado ciertos elementos o maneras de trabajar. Medir esto es necesario para que no te encasillen. Eso sí, sin descuidar tu estilo propio.

  • Nadie es psíquico en internet.

Si no lo dices, nadie lo sabe. Comunica lo que estás haciendo en todas tus redes, trata de no ser repetitivo, es decir, muestra distintas partes del mismo proyecto según la red social. Si tu trabajo es bueno, la gente lo compartirá.

COMO EMPRESA INDEPENDIENTE:

  • Apóyate en alguien.

Emprender es grandioso, pero es un camino largo, difícil, sacrificado y todos los adjetivos no tan atractivos que se te ocurran. Es mejor hacerlo acompañado para poder distribuir tareas equitativamente y más que nada, para no perder productividad. Asegúrate de elegir a alguien de confianza.

  • No esperes ver dinero pronto.

 No emprendas si quieres ser “rico” fácilmente. Se emprende por múltiples razones: Ser tu propio jefe, tener libertad de decisión, trabajar en lo que te apasiona y sobre todo para contribuir al progreso de la sociedad. De a poco, verás ganancias.

  • Asesórate en temas contables.

Los formularios de retenciones, impuestos y facturas no se van a hacer por arte de magia. Y aunque pagues para que alguien te ayude realizando este trabajo, es tu responsabilidad saber qué hacen y de qué manera.

  • Anuncia tu decisión.

No tienes que hacer una fiesta de despedida de tu último día en relación de dependencia, pero sí dejarle saber a tus contactos lo que ofrecerás. Tómate tu tiempo con cada persona, trátalos con la misma energía que tratarías a un cliente, porque nunca sabes quién podría recomendarte.

  • Aprende a vender.

Tú eres la cara que se verá en reuniones, el mensajero, el gerente,  el operador, financiero, presidente y todo lo que al principio no puedas pagar. Empieza a practicar poco a poco tu speech para ganar confianza con tus potenciales clientes. Debes ser capaz de generar aceptación en una reunión de 10 minutos a 30 minutos.  Eso sólo se logra con práctica.

  • Ofrece un diferenciador.

Eso es lo que va a separarte de la competencia y te ayudará a conseguir nuevos clientes. Hazte famoso por algo en particular, por brindar un gran servicio, por ser rápido, por brindar algo que no dé alguien más. Si emprendes sin tener esto claro, te va a costar muchísimo.

Agradecimientos: Andrés Prado. Director Creativo de Studio 111.
   www.111.com.ec
    111studioec
  @111Studio

Dejar un comentario