como-manejar-(portada)
Tips que te ayudarán a sobrevivir a esta complicada relación laboral.

Seas jefe o seas empleado esta relación siempre es difícil de manejar. ¿Cómo saber qué líneas cruzar y cuáles no? ¿Cómo me comporto con mi jefe joven? ¿Cómo mantener, como jefe, el balance entre ser buena onda y hacerse respetar? Esas preguntas siempre nos vuelven locos.

Pero tranqui, aquí te damos algunos tips para llevar esta fiesta en paz y lograr mantener una relación jefe-empleado que sea amigable sin pasar esas rayas imaginarias que no debemos cruzar.

QUOTE1-H
QUOTE1-V

Primero lo primero: Ponte límites mentales. Sabes que hay cosas que no le puedes decir a tu jefe así como hay cosas que un jefe no debe decir a su equipo de trabajo. Lo más importante es recordar que se trata de una relación laboral y entre jefe y empleado no puede haber una amistad tradicional. Puede surgir afecto, cordialidad, pero hay que mantener distancias para trabajar con tranquilidad y efectividad.

QUOTE2-H
QUOTE2-V

Ambos lados deben ser honestos con todo. No hay que tener miedo a llamar la atención cuando es necesario (siempre en privado) si eres jefe y tu empleado hizo algo mal. Si eres el empleado, en cambio, debes ser honesto y no valerte de las mentiras para conseguir permisos. La transparencia en la relación hará que todo fluya de mejor manera.

QUOTE3-H
QUOTE3-V

Estés arriba de un equipo o seas parte de la fuerza productiva, recuerda esto SIEMPRE: todos somos humanos. Esto quiere decir que todos tenemos fortalezas pero también debilidades, todos cometemos errores, todos podemos llegar a fallar, y todos necesitamos retroalimentación para mejorar. Si eres el jefe, recuerda esto antes de ser demasiado duro con tus colaboradores. Si eres empleado, recuerda que tu jefe también tiene preocupaciones y problemas como todo el mundo. Sea la posición donde estés, sé comprensivo.

QUOTE4-H
QUOTE4-V

No hay nada peor que fingir ser alguien que no se es para agradar al otro. Si eres jefe, muestra las cosas que te gustan y las que no, sé claro con lo que esperas de los demás, no te reprimas pues esto solo causa frustración. Si eres un jefe joven, tranquilo, no fuerces a parecer mayor, anda a tu ritmo, aprende en el camino.

Si estás del otro lado, tampoco te esfuerces haciendo cosas que no harías por ser el favorito del jefe. No hagas cosas con las que no estés de acuerdo o que vayan contra tus valores solo porque te lo han pedido. Muestra siempre tu punto de vista con tranquilidad y con respeto.

QUOTE5-H
QUOTE5-V

Aunque mucho de lo personal debe quedarse en casa, esto no significa que no podamos compartir en el trabajo aquello que nos gusta o motiva. Conoce cuáles son las debilidades y fortalezas de quienes te rodean. Si eres el jefe, esto te ayudará a aprovechar mejor a tu equipo, a saber cómo comunicarte con cada uno de ellos, a distribuir mejor las tareas y a ser más empático. Como empleado, conocer a tu jefe traerá recompensas, sabrás qué le agrada y qué no, y cómo hacer las cosas de modo que ambas partes estén felices.

Dejar un comentario