Portad
Compartimos algunos consejos para la construcción de tu marca.

Un proyecto es como un hijo: lo has concebido con sacrificio y mucho cariño, pero además, tienes que otorgarle un nombre con el que vaya a identificarse de la mejor forma. Sigue nuestros consejos para augurarle un buen futuro.

1. PIENSA EN SU PERSONALIDAD.

Consejos0

Aquello de que cuando un bebé va a nacer, sus padres lo imaginan de tal o cual forma, no puede ser tu caso. Debes tener perfectamente definido qué es tu negocio y hacia dónde debe caminar. Su nombre debe proyectarlo y ser consecuente con su naturaleza.

Pregúntate: si fuera una persona, ¿cómo sería? ¿Cómo se comportaría y cómo lo describiría alguien que acaba de conocerlo? ¿Es amigable? ¿Muy formal?

2. PROCURA QUE PERDURE EN EL TIEMPO.

Consejos1

Eres responsable de tu marca. No dejes que sufra del síndrome del nombre de personaje de telenovela del momento. Puede ser que muchos negocios sigan una tendencia en sus nombres, pero recuerda que la fugacidad no es precisamente lo que buscas al emprender.

Pregúntate: si el término, palabra o modismo que quieres usar, tiene un significado realmente fuerte para el alma de tu marca, o es algo pasajero como los memes de internet.

3. CONSIDERA LA RECORDACIÓN.

Consejos2

Piensa en la cantidad de personas que recuerdan una cara que tienen al frente, pero jamás cómo se llama la persona. Necesitas un nombre fácil de pronunciar y traer a la mente. Esto porque estás confiado en que tu negocio es lo suficientemente bueno como para que se sepa de él por publicidad boca a boca.

Pregúntate: ¿Qué palabras o asociaciones de palabras nacen a partir del nombre elegido? Realiza este ejercicio con, por lo menos, cinco opciones de nombre.

4. PROYÉCTALO DE MANERA GENERAL.

Consejos3

Quizá vayas a empezar con algo muy específico, como por ejemplo, shampoo para perro. El nombre probablemente describa exactamente eso, pero por un momento piensa en crecimiento e imagina que más adelante puedes tener loción, jabón, talco, etc. Es mejor que el nombre construya una marca paraguas, es decir, que tenga bajo ella una gama de productos.

Pregúntate: ¿Si tuviera una línea de negocio, cómo sonaría el nombre con cada posible variedad de producto o servicio?

5. LÍGALO A LO QUE OFRECES.

Consejos4

Lo abstracto es para el arte, donde puedes expresarte. Una marca debe comunicar, y para eso, debes elegir un nombre que describa lo que tu negocio ofrece. Puedes apelar a su atributo (concretamente lo que hace) o a su beneficio (lo que genera en quien lo utiliza o lo que representa).

Pregúntate: ¿De qué marcas puedes reconocer el significado de su nombre sin investigarlo?

6. ASEGÚRATE DE QUE NO SE REPITA.

Consejos5

Cerciórate de que el dominio y las cuentas en redes sociales estén libres, de que no se haya registrado. Usa AdWords y otras herramientas para conocer si ya existe en otro sitio. Se aconseja no registrar la marca hasta que ya esté encaminado y funcionando el negocio. Justo en el momento en que comience a despuntar, llama a tu abogado de confianza.

Dejar un comentario