Portada
Una iniciativa que lucha por un mundo más inclusivo, un anuncio a la vez.

La filosofía de vida de Analía  Meira y María Cecilia Ortiz es respetar las diferencias de las personas. Ellas son las fundadoras de Distintos somos iguales, una iniciativa —nacida en 2016— que promueve la inclusión en la publicidad.

La propuesta surge luego de que estas madres de niños con una discapacidad, notaran la falta de representación de ellos en los anuncios y medios del país.  Decidieron replicar aquí un movimiento que ya se hacía en otras partes del mundo y su esfuerzo ha dado resultados. Hoy, gracias a ellas, podemos ver ya a personas con capacidades especiales protagonizando campañas locales.

Foto1

¿Cuál es para ustedes el concepto de ser “distinto”?

Para nosotras ser distinto no es simplemente algo contrario a lo considerado regular, sino lo que te hace único.

Si bien su misión es la inclusión en la publicidad, hay un impacto mayor: cambia la percepción de cómo muchos ven a las personas con discapacidad. Pero en ellos, ¿Cómo cambia la percepción de sí mismos cuando ven sus rostros protagonizando una campaña?

Les genera confianza y ayuda a mejorar su autoestima al verse representados en la publicidad y se reafirma que las personas con capacidades distintas también son valiosos consumidores que aportan de forma positiva a la sociedad.

¿Ven a Ecuador como un país inclusivo? ¿Qué nos hace falta?

Ecuador es un país que se está iniciando en el mundo de la inclusión. En los últimos años se han hecho grandes cambios en el ámbito laboral y educativo y poco a poco se está logrando que estas nuevas leyes tomen forma. Nos hace falta sensibilizarnos. La mayoría de ecuatorianos no entiende y le teme al tema de discapacidad por falta de información. Si logramos ver a más personas con capacidades “distintas” representadas en la publicidad ayudaríamos a crear cotidianidad y mostrar que quieren y necesitan lo mismo que todos. Con un poco más de sensibilización las empresas, escuelas y ciudadanos tomarían estas nuevas leyes no como una obligación sino como un cambio social, del cual todos somos responsables. Esto no solo cambiaría de forma positiva la vida de personas con una discapacidad sino que tendríamos una sociedad más tolerante y respetuosa de las diferencias.

A veces son las pequeñas acciones las que logran grandes cosas, ¿Qué podemos hacer, cada uno, desde nuestra posición para aportar con la batalla por la inclusión?

Simplemente ponerse en los zapatos de ellos y tratar de ver el mundo con sus ojos. No dejen que los estereotipos les impidan acercarse a conversar o hacer preguntas y antes que nada tratarlos y hacer que se los trate con el respeto que se merecen. Apoyar a marcas o empresas que hagan una verdadera inclusión de las personas con discapacidad.

Foto2

¿Por qué creen que es relevante que se trabaje en el aspecto de la publicidad?

Creemos que la publicidad es uno de los medios más poderosos para el cambio de percepciones y estereotipos de cualquier persona que luzca diferente. Al crear cotidianidad se rompe con estas barreras quedándonos con el mensaje de que todos somos valiosos, hermosos e irrepetibles.

¿Qué es lo más gratificante que han logrado hasta ahora con su iniciativa?

Lo más gratificante ha sido encontrarnos con personas con discapacidad que se sienten por primera vez representadas en la publicidad, siendo valoradas como miembros importantes dentro de los consumidores y de la sociedad. Además nos causó una gran satisfacción el darnos cuenta que nuestra sociedad estaba esperando que se incluyan a personas con discapacidad dentro de la publicidad y que están listas para apoyar a las marcas y empresas que lo hicieran.

 

Dejar un comentario